• Higiene bucodental, estética dental...

    Higiene bucodental, estética dental...

  • Implantes dentales, prótesis fijas y removibles

    Implantes dentales, prótesis fijas y removibles

  • Modernas instalaciones y última tecnología

    Modernas instalaciones y última tecnología


 
Blanco
PortadaseparatorNoticiasseparatorEncías inflamadas: ¿qué indican?


Encías inflamadas: ¿qué indican?


Martes, 13 de Noviembre de 2018
Encías inflamadas: ¿qué indican? - Foto

Cuando detectamos que tenemos las encías inflamadas o rojas es señal de que algo no funciona como debería en la boca. La inflamación de las encías es un problema frecuente pero no por ello menos importante y al que hay que prestarle la debida atención, ya que dependiendo del caso puede estar en riesgo del diente.  

¿Por qué tengo las encías inflamadas?

La placa bacteriana o biofilm es el principal enemigo de la salud oral, especialmente de las encías. Es una fina capa de bacterias que se forman en la superficie de los dientes y que, sin una correcta higiene bucodental, puede dañar el esmalte y provocar inflamación en los tejidos blandos. Esta inflamación de la encía es lo que se conoce como gingivitis y es el primer estado de la enfermedad periodontal.

El signo más evidente de que existe un problema son las encías inflamadas o enrojecidas, pero existen otras señales como sangrado de encías, la aparición de dolor al masticar, retracción de las encías, mayor sensibilidad dental o mal aliento constante.

Tratamiento y cuidado de encías inflamadas

Si detectas que tienes las encías inflamadas lo principal es que acudas a tu dentista cuanto antes. La base de una correcta salud bucodental es la prevención, por lo que no olvides realizar las revisiones periódicas. Esto es el paso más importante para una boca sana.

La enfermedad periodontal tiene una primera fase conocida como gingivitis y se origina por la acumulación de sarro que no ha sido eliminado durante las rutinas de higiene diarias. Los síntomas habituales son encías inflamadas y/o enrojecidas y posible sangrado. Es importante estar atento porque no suelen ser problemas dolorosos. Por lo general, la realización de una limpieza bucodental profesional  y el seguimiento de una correcta higiene oral en casa son suficientes para su eliminación. 

La gingivitis, de no tratarse a tiempo, puede derivar en una periodontitis. El principal síntoma es el aflojamiento de los dientes por la retracción de las encías y/o la pérdida progresiva del soporte óseo de los dientes. Avanza de forma lenta y progresiva y es de carácter irreversible, por lo que es fundamental una detección precoz. El tratamiento variará en función del estado en el que se diagnostique la enfermedad y el daño que haya originado a los dientes. En una primera fase el tratamiento habitual será la realización de limpiezas subgingivales conocidas como raspado y alisado radicular. En las fases más avanzadas sería posible recurrir a tratamientos de cirugía periodontal.

Factores de riesgo de encías inflamadas

  • Higiene bucodental deficiente
  • Dientes apiñados, torcidos o mal alineados que dificultan la limpieza
  • Predisposición genética a padecer enfermedad periodontal
  • Fumar
  • Diabetes descontrolada
  • Algunos medicamentos o tratamientos como esteroides, antiepilépticos, quimioterapia o anticonceptivos. 



Más noticias...